fbpx

Cómo realizar una lactancia mixta adecuadamente.

Cómo realizar una lactancia mixta adecuadamente.

Cómo realizar una lactancia mixta adecuadamente.

Cómo realizar una lactancia mixta adecuadamente preocupa mucho a las mamás y papás.

Te cuento cómo realizar una lactancia mixta adecuadamente y sin perder la lactancia materna.

La lactancia mixta se da cuando el bebé es alimentado con leche materna y con leche de fórmula (artificial) conjuntamente.

Bien porque el bebé lo necesite, o bien, porque se escoja esta opción por parte de los padres.

Como con la lactancia materna y artificial, existen sus “ventajas y desventajas” al respecto.

Entre otras ventajas de la lactancia mixta destacan que el bebé obtiene un doble beneficio ya que adquiere la inmunidad y los nutrientes de la leche materna y al estar complementado no se queda con hambre.

También la madre goza de una “cierta libertad” de tiempo para ella. Al estar complementado, las digestiones son más lentas, y hay más tiempo “libre” entre toma y toma.

Como desventajas destacaríamos que en algunos bebés genera rechazo en el sabor o por la tetina o ambas cosas.

Es más trabajo para los padrespuesto que hay que dar el pecho, después preparar y dar el biberón y finalmente ocuparse de tener todos los utensilios necesarios adecuadamente esterilizados.

Índice.

  • ¿Qué es la lactancia mixta?
  • Ventajas y desventajas principales.
  • Dudas más frecuentes en lactancia mixta.
  • Como dar el pecho y el biberón sin perder la lactancia materna.
  • ¿Cuándo suele ser necesario emplear una lactancia mixta?

LIbro: Mi recién nacido: “La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé”.

También te puede interesar el libro: Mi recién nacido: “La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé”.Una guía esencial con todo lo que necesitan saber los padres en los primeros meses del nacimiento.

Cómo realizar una lactancia mixta adecuadamente. Dudas más frecuentes.

De las dudas más frecuentes en lactancia mixta, las preguntas más frecuentes suelen ser éstas:
  • Si utilizo el biberón para darle a nuestro bebé complementos de leche materna o artificial, ¿puede esto dificultar la producción de leche materna y favorecer por tanto el abandono de la lactancia?
  • Si el bebé toma el biberón en los primeros días de su vida, ¿esto le afectará negativamente a la hora de instaurar la lactancia materna?
A algunos padres y madres se les instruye para que nunca ofrezcan un biberón o incluso un chupete al bebé en los primeros días de vida.
Mi opinión es que los fundamentalismos no suelen funcionar.
La «Vida» suele partirse de risa cada vez que nos escucha decir “nunca”.
.
Está claro que, si podemos evitar tanto el biberón como el chupete, los evitaremos.
.
Lactancia materna SÍ (por supuesto), pero NO PASA NADA si ocasionalmente el bebé toma un biberón o necesita usar el chupete.
Hay maneras o “modus operandi” de conseguir dar el pecho y el biberón conjuntamente (si fuera necesario) sin problema alguno, como vamos a ver a continuación.

Mi experiencia profesional.

En mi experiencia profesional poder recurrir al biberón puntualmente o por necesidad durante unos días no supone un obstáculo para una lactancia materna exclusiva adecuada. Pienso que quizá no se debería afirmar este hecho (de forma tan tajante) en la información que se proporciona a los papás.
El bebé puede realizar una lactancia mixta (lactancia materna + complemento) sin que ello reduzca las posibilidades de instaurar una lactancia materna exclusiva en el futuro.
Os cuento todo esto para ayudar a que no os sintáis culpables por el hecho de haber tenido que recurrir (en algún momento) al chupete o al biberón.
Soy enfermero de neonatología, y diariamente me encuentro con bebés a los que se les da algún biberón desde el primer día de vida, y que luego toman perfectamente el pecho de la mamá (y la lactancia materna exclusiva posterior se realiza sin ningún problema).
En los primeros días de vida es relativamente frecuente que las madres tengan alguna que otra dificultad para conseguir que el bebé mame adecuadamente.

Esto no quiere decir que vayamos a tener que suplementar cada vez que exista alguna dificultad.

En algunas circunstancias, y particularmente en las primeras horas de vida, dar un biberón puede “resultar una bendición” tanto para el bebé como para la madre.
Cuando aún no se ha producido la subida de la leche en la madre y el bebé llora desconsoladamente,la madre -con buen criterio- trata de ponerle al pecho tan a menudo como le es posible para que la lactancia se establezca cuanto antes y él bebe se sienta saciado, y así ambos puedan “descansar”.
.
Pese a toda esta admirable dedicación por parte de la madre, es posible que, en las primeras horas, la cantidad de leche sea tan escasa que lleguen a darse algunas “dificultades” en el bebé (por ejemplo: que baje excesivamente el azúcar en sangre, que aparezcan temblores por bajada del calcio, que presente una ictericia más acusada de lo habitual, etc).
Algunas de estas dificultades pueden incluso requerir el ingreso del bebé en la Unidad de Neonatología, lo que probablemente conllevaría una separación temporal de su madre.
Cuando la subida de la leche aún no se ha producido, y por mucho que la madre ponga al pecho al bebé, lo más probable es que la criatura no deje de llorar (porque no se sentirá saciado), lo cual puede contribuir a aumentar el estrés tanto en el bebé como en la madre.
.
En estos casos, un biberón administrado a tiempo puede “ahorrarnos algunas de estas dificultades”, y traer cierta paz y un relativo descanso para ambos.
Todo esto puede acabar suponiendo una ayuda (y no un inconveniente) para que la lactancia materna acabe instaurándose y funcionando adecuadamente.

Por tanto, y aun estando completamente a favor de la lactancia materna exclusiva, os aconsejo que en esas circunstancias tan particulares ofrezcáis un suplemento al bebé, y que en la siguiente toma volváis a probar de nuevo con la lactancia materna exclusiva.

Cómo realizar una lactancia mixta adecuadamente dando el pecho y el biberón sin perder la lactancia materna.

Como dar el pecho y el biberón sin perder la lactancia materna es la pregunta del millón.
Cuando existe una indicación médica o sanitaria para proporcionar al bebé un complementoa la lactancia materna, hay que utilizar un método adecuado para que la estimulacióny la producción de leche materna continúen de manera adecuada.

Una vez resuelta la situación por la cual el bebé necesitaba este suplemento, la madre pueda continuar -si lo desea- con la lactancia materna exclusiva.

La manera de dar el pecho y el biberón a la vez sin perder la lactancia materna consiste en ofrecer el pecho siempre en primer lugar.

El complemento o suplemento puede ser de leche materna o leche artificial.

Para suplementar con leche materna ofreceríamos un pecho -o los dos- e inmediatamente después, un biberón de leche materna previamente extraída.
.
¿Cuándo nos extraemos esa leche?
Inmediatamente después de ofrecer el pecho y dar el biberón procederíamos a extraer la leche materna (es decir, lo que queda del pecho), con un sacaleches preferiblemente eléctrico (para que dé tiempo a tener el pecho cargado para la próxima toma).

También se puede complementar con leche artificial, (que a mi entender sería la primera elección).

Para ello procederíamos igual, daríamos uno o los dos pechos (depende de la situación) y después ofreceríamos el biberón de leche artificial.

Así, de esta manera nunca perderemos la lactancia materna.

Porque es al principio de la toma cuando más hambre tiene el bebé, y es en ese momento cuando le estamos ofreciendo amamantarse; al amamantarse succionará el pezón, y esa succión estimulará la liberación de una hormona llamada prolactina (que es la responsable de la producción de leche materna).

Este modo de dar lactancia mixta debería ser ligero, no se debe de eternizar en el tiempo¡. Es decir: damos un pecho, después el otro y acto seguido el biberón.

Descansaremos entre pecho y pecho, y también al final del biberón (para expulsar los gases).

¿Durante cuánto tiempo le estamos alimentando?

Aunque no existe un tiempo determinado en lactancia, (lo ideal es que vaciara los dos pechos por completo y después ofrecer el biberón), si es conveniente establecer un tiempo máximo aproximado para todo el proceso: unos 30 minutos aproximadamente.

Con esto conseguiremos regular y llevar un control de las tomas que realiza él bebe en el día, que deberían ser 7 u 8.

El pecho 2 será el pecho 1 en la siguiente toma para así ir descargando los dos pechos por igual (normalmente el pecho que mejor descargan es el primero).

Hay que evitar que el bebé se duerma mientras está comiendo.


¿Cuándo suele ser necesario emplear una lactancia mixta?

Este tipo de situación suele darse temporalmente (y no por mucho tiempo) en:

  • Bebés con poca fuerza.
  • Bebés que están adormilados.
  • Bebés que hayan nacido con bajo peso.
  • Bebés prematuros que se cansen rápidamente de succionar y haya que “ponérselo más fácil” para que ingieran una mayor cantidad y alcancen más rápidamente el peso y la fuerza necesarios para realizar una lactancia efectiva.¿Cuándo es indicado dar complemento al bebé durante los primeros días tras el nacimiento?Siempre os lo deberá indicar vuestro pediatra o enfermer@ especialista, pero para que tengáis una información general, las situaciones en las que está indicado complementar durante los primeros días tras el nacimiento son:
    • En recién nacidos que tienen cifras de glucosa en sangre bajas (≤ 45 mg/dl) a pesar de tomar frecuentemente.
    • Cuando el recién nacido carece de la fuerza suficiente para obtener todo el alimento por sí mismo. Suelen ser bebés que han tenido un parto dificultoso, que han nacido antes de tiempo (prematuridad) o que tienen un bajo peso (≤ 2500gr).
    Cuando la pérdida de peso en la primera semana es mayor de un 10-12 % del peso al nacimiento y no se ha conseguido establecer una lactancia eficaz a pesar de intentarlo con todo tu esfuerzo.

Pedro Camacho. Enfermero y escritor.
Autor de:
  • Mi recién nacido “La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé”. (2018).
  • Todo sobre el bibe“ Una guía muy completa de ayuda a padres que necesitan, desean o quieren dar el biberón a su bebé”. (2020).
  • Las claves de la alimentación complementaria “Una guía concisa de pequeño formato disponible únicamente en formato electrónico, que pretende ayudarte con la alimentación complementaria de tu bebé”. (2020).
Web de información sanitaria exclusiva del recién nacido.

Recibe totalmente gratis la "Guía de Alimentación al Bebé"

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y entérate de próximos eventos, promociones y muchas más cosas. Además recibe "La guia de la alimentación complementaria" totalmente gratis en tu email.
Nombre
Apellidos
Email address
Politica Privacidad