Dermatitis irritativa del pañal

Es muy común que los bebés recién nacidos sufran de un enrojecimiento e irritación de la piel en la zona cubierta por el pañal.

La dermatitis irritativa del área del pañal, es un proceso cutáneo irritativo e inflamatorio debido a las condiciones en las que se encuentra esa zona cubierta por el pañal, ya que existe mayor grado de humedad, maceración, fricción y está en contacto permanente con la orina y las bacterias de las heces que producen amoniaco, una sustancia muy irritativa para  piel  del recién nacido.

La humedad y el calor, si se tarda en cambiar el pañal, aceleran el proceso de irritación y enrojecimiento de la piel, dando lugar a la aparición de una dermatitis. Las diarreas pueden favorecer este problema de la piel y también influyen otras sustancias (detergentes, plásticos, colonias, etc.) que están en contacto con esa zona.

Por lo tanto,  una buena prevención es mantener la piel limpia y seca y realizar cambios frecuentes de pañales y aplicar -si notamos la zona afectada-, (en cada cambio de pañal), un producto protector que aísle la piel del contacto con el pañal.  Son muy efectivas las cremas de pasta al agua con óxido de zinc.

Cuando comiences a notar una irritación en la zona, debes permanecer atenta/o  a su evolución, ya que éstas dermatitis se pueden complicar o ser algo más severas, pudiendo ser necesaria la aplicación de corticoides tópicos  para reducir o eliminar la inflamación. También se corre el riesgo de una sobreinfección  bacteriana (en cuyo caso sería necesario aplicar cremas con antibióticos) o una sobreinfección por hongos (Candida albicans) en cuyo caso sería necesario aplicar cremas con un antifúngico. Debe ser tu pediatra quien prescriba el tratamiento a aplicar y una buena manera de ayudar a éste, es observar la evolución del enrojecimiento realizando fotografías diarias por si el salpullido empeora o no desaparece en 2 a 3 días o se propaga al abdomen, la espalda, los brazos o la cara podamos mostrárselo al pediatra y le facilitemos el diagnostico.

   

Si observamos granos, ampollas, úlceras, protuberancias grandes o llagas llenas de pus o fiebre debemos comunicárselo lo antes posible al pediatra.

Web de información sanitaria exclusiva del recién nacido.

¡Recibe nuestras novedades!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y entérate de próximos eventos, promociones y muchas más cosas.
Nombre
Apellido
Dirección email