fbpx
La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva durante los 6 primeros meses de vida, y combinarla con la alimentación complementaria en los primeros 12 o 24 meses de edad (o hasta que el bebé y la madre lo estimen conveniente).
Muchos bebés se destetan sin que su madre lo desee, debido a un sencillo error: cuando estas madres incorporan nuevos alimentos a la dieta, suelen dar primero el nuevo alimento y dejan el pecho para el final (“de postre”).

Por otro lado, algunas madres desean destetar -por distintas razones- y no saben cómo hacerlo.

A la hora de hablar de destete debemos diferenciar el destete espontáneo (que es el que ocurre por propia iniciativa del bebé) y el destete dirigido (cuando es la madre la que toma la iniciativa).

Lo ideal sería que el destete fuera de mutuo acuerdo, pero esto no siempre ocurre.

Destete espontáneo o natural

Todos los niños se destetan tarde o temprano. No hay estudios concluyentes sobre la edad del destete espontáneo, pero parece que se sitúa entre los dos y cuatro años de edad.

Debe quedar claro que no existe ningún motivo médico, nutricional o psicológico por el que haya que destetar obligatoriamente a determinada edad. Sin embargo, existe una presión cultural importante en contra del amamantamiento que se prolonga más de un año.

Destete dirigido

Una madre puede tener diversas razones para desear destetar a su hijo aunque éste aún no esté preparado. Puede tener razones médicas o emocionales, y pueden darse presiones familiares, sociales o laborales.
Es preferible siempre un destete gradual a uno brusco, dado que en este último caso puede aparecer una ingurgitación mamaria (pechos hinchados, duros y doloridos) e incluso mastitis.

Al destetar de manera gradual (mejor en semanas que en días) se permite a la mama adaptarse a la disminución progresiva de la succión y desde el punto de vista emocional también es más fácil para el bebé.

El destete supone mucho esfuerzo ya que el bebé busca con insistencia el contacto directo, íntimo, cálido y nutritivo que antes recibía con regularidad y que ahora nota que le falta; y necesitará distraerse por otros medios (juegos, cuentos, paseos, etc.).

Se les suele ofrecer comida o bebida (anticipándose a que tengan hambre o sed) pero hay que entender que los lactantes también maman por afecto a su madre, para sentir su cercanía, por consuelo o si están cansados, con miedo o frustrados, y aquí es donde se hace más difícil no darles el pecho y acostumbrarles a recibir el cariño y el consuelo a través de otros medios.

La noche suele ser un momento especialmente difícil para un pequeño que espera mamar, y no puede entender la reticencia de su madre a darle el pecho. Huelen y sienten a su mamá, y en cuando notan su presencia suelen demandar el pecho para facilitar su entrada al sueño.

 
El padre o el otro progenitor puede hacer que este proceso nocturno sea más fácil. ¿Pero cómo?

El padre o el otro progenitor aportan a su hijo una gran seguridad (si la tiene previamente, claro está) y al acompañarle el bebé se siente tranquilo al tiempo que no lo relaciona con el pecho.

Aunque el lactante suele asociar la toma con el momento de irse a dormir, esta relación se puede romper poco a poco si el padre o el otro progenitor se involucra progresivamente en el proceso de acostarle.

Se trata de intentarlo. Quizás los primeros días llore (y al final tenga que intervenir la mamá), pero no pasa nada: es solo cuestión de tiempo que acabe acostumbrándose.

Si los padres practican colecho, puede ser útil que el padre o el otro progenitor se coloque en medio; así, será el primero en atender al bebé y en ofrecerle afecto cuando se despierte.
Si el lactante duerme en cuna, el padre o el otro progenitor puede levantarse y arrullarlo un ratito. Y si no funciona, siempre podemos contar con que “las mamás siempre saben qué hacer”…

Algunas parejas han optado por hacer que el bebé y su padre o el otro progenitor duerman en una habitación mientras que la madre duerme en otra habitación diferente. Así se puede evitar –en cierta medida- que el bebé escuche o huela a su madre. De ese modo se facilita que el lactante vea a su padre o el otro progenitor como “la fuente de su consuelo y de su alimento”, y que finalmente se quede tranquilo pese a no tener el pecho de su madre.

Hay lactantes que se consuelan con sustitutos como el dedo o chupete durante este proceso.

Por último, comentarte que destetar separándose durante días del lactante no es recomendable, ya que se ve privado de manera brusca tanto de la leche de su madre como de su presencia (la cual es vital para su salud afectiva y emocional).

 

Si tienes mil dudas, algún remordimiento de conciencia y quieres hacerlo lo mejor posible acorde con tu ideal de crianza que has llevado hasta ahora debes asesorarte por expertos en salud infantil.
Hoy en día puedes consultar tus dudas incluso desde tu propia casa y exponiendo el problema en vivo y en directo a través de CONSULTAS ONLINE.
Son muy efectivas las consultas personalizadas con un especialista.

Más información sobre cuidados del bebé y mucho más…… lo podréis encontrar en el libroMi recién nacido “La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé”.
Una guía esencial con consejos prácticos, imparciales, libres de influencias y respetuosos con cualquier creencia, tendencia o pensamiento sobre el cuidado y manejo del bebé que te ayudarán a resolver la mayoría de tus dudas.
A la venta también en AMAZON
Pedro Camacho, divulgador sanitario, (entre otros médios éstarevista de salud Integra Salud Talavera, el periódico La Voz del Tajo y web sanitarias como InfoColic entre otras), es fundador y creador de contenidos de www.mireciennacido.com, y www.colicolactantetalavera.es .
Pedro es el profesional mejor valorado por sus pacientes en relación a problemas de salud del bebé como el cólico del lactante y recibe pacientes de todos los lugares de España en su consulta de Talavera de la Reina(Toledo) www.colicolactantetalavera.es  y a través de sus consultas onlinecreadas especialmente para la ayuda y resolución de problemas de la mamá  y el bebé en los primeros días y meses de vida.

segunda edicion del libro mi recién nacido

CANAL YOUTUBE    Suscribete        Ayúdanos a crecer ¡¡¡¡¡

Síguenos en RRSS:

Web de información sanitaria exclusiva del recién nacido.

¡Recibe nuestras novedades!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y entérate de próximos eventos, promociones y muchas más cosas.
Nombre
Apellido
Dirección email