fbpx

Dudas más frecuentes en lactancia mixta

dudas más frecuentes en lactancia mixta
De las dudas más frecuentes en lactancia mixta, las preguntas más frecuentes suelen ser éstas:
  • Si utilizo el biberón para darle a nuestro bebé complementos de leche materna o artificial, ¿puede esto dificultar la producción de leche materna y favorecer por tanto el abandono de la lactancia?
  • Si el bebé toma el biberón en los primeros días de su vida, ¿esto le afectará negativamente a la hora de instaurar la lactancia materna?
A algunos padres y madres se les instruye para que nunca ofrezcan un biberón o incluso un chupete al bebé en los primeros días de vida.
Mi opinión es que los fundamentalismos no suelen funcionar. La Vida suele partirse de risa cada vez que nos escucha decir “nunca”.
Está claro que si podemos evitar tanto el biberón como el chupete, los evitaremos. Lactancia materna SÍ (por supuesto), pero NO PASA NADA si ocasionalmente (puntualmente) el bebé toma un biberón o necesita usar el chupete.
Hay maneras o “modus operandi” de conseguir dar el pecho y el biberón conjuntamente (si fuera necesario) sin problema alguno.
En mi experiencia profesional poder recurrir al biberón puntualmente o por necesidad durante unos días no supone un obstáculo para una lactancia materna adecuada; pienso que quizá no se debería afirmar éste hecho (de forma tan tajante) en la información que se proporciona a los papás.
El bebé puede realizar una lactancia mixta (lactancia materna + complemento) sin que ello reduzca las posibilidades de instaurar una lactancia materna exclusiva en el futuro.
Os cuento todo esto para ayudar a que no os sintáis culpables por el hecho de haber tenido que recurrir (en algún momento) al chupete o al biberón.
Soy enfermero de neonatología, y diariamente me encuentro con bebés a los que se les da algún biberón desde el primer día de vida, y que luego toman perfectamente el pecho de la mamá (y la lactancia materna exclusiva posterior se realiza sin ningún problema).
En los primeros días de vida es relativamente frecuente que las madres tengan alguna que otra dificultad para conseguir que el bebé mame adecuadamente. Esto no quiere decir que vayamos a tener que suplementar cada vez que exista alguna dificultad.
En algunas circunstancias, y particularmente en las primeras horas de vida, dar un biberón puede “resultar una bendición” tanto para el bebé como para la madre.
Cuando aún no se ha producido la subida de la leche en la madre y el bebé llora desconsoladamente, la madre -con buen criterio- trata de ponerle al pecho tan a menudo como le es posible para que la lactancia se establezca cuanto antes y el bebe se sienta saciado, y así ambos puedan “descansar”.
Pese a toda esta admirable dedicación por parte de la madre, es posible que en las primeras horas la cantidad de leche sea tan escasa que lleguen a darse algunas “dificultades” en el bebé (por ejemplo: que baje excesivamente el azúcar en sangre, que aparezcan temblores por bajada del calcio, que presente una ictericia más acusada de lo habitual, etc).
Algunas de estas dificultades pueden incluso requerir el ingreso del bebé en la Unidad de Neonatología, lo que probablemente conllevaría una separación temporal de su madre.
Cuando la subida de la leche aún no se ha producido, y por mucho que la madre ponga al pecho al bebé, lo más probable es que la criatura no deje de llorar (porque no se sentirá saciado), lo cual puede contribuir a aumentar el estrés tanto en el bebé como en la madre.
En estos casos, un biberón administrado a tiempo puede “ahorrarnos algunas de estas dificultades”, y traer cierta paz y un relativo descanso para ambos. Todo esto puede acabar suponiendo una ayuda (y no un inconveniente) para que la lactancia materna acabe instaurándose y funcionando adecuadamente.
Por tanto, y aún estando completamente a favor de la lactancia materna, os aconsejo que en esas circunstancias tan particulares ofrezcáis un suplemento al bebé, y que en la siguiente toma volváis a probar de nuevo con la lactancia materna.

bebé y biberón

Más información sobre cuidados del bebé y mucho más…… lo podréis encontrar en el libro:      Mi recién nacido “La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé”. Una guía esencial con consejos prácticos, imparciales, libres de influencias y respetuosos con cualquier creencia, tendencia o pensamiento sobre el cuidado y manejo del bebé que te ayudarán a resolver la mayoría de tus dudas.
¿Necesitas una CONSULTA ONLINE sobre lactancia mixta?
Más info aquí.
Tienes a tu disposición consultas online creadas especialmente para la ayuda y resolución de problemas de la mamá y el bebé en los primeros días y meses de vida.

Pedro Camacho

Síguenos en RRSS y estar atentos a nuestros live y post con consejos.

Web de información sanitaria exclusiva del recién nacido.

¡Recibe nuestras novedades!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y entérate de próximos eventos, promociones y muchas más cosas.
Nombre
Apellido
Dirección email