fbpx

Gastroenteritis en el bebé.

Gastroenteritis en el bebé.

La gastroenteritis en el bebé produce una inflamación aguda de la mucosa del estómago o intestino que, en consecuencia, aumenta la producción de las heces o la eliminación del agua por el intestino, y en ocasiones pueden venir acompañadas de vómitos, fiebre, dolor abdominal y falta de apetito.

La gastroenteritis es una infección intestinal altamente infecciosa que se contagia con gran facilidad, por eso los bebés y los niños pequeños son el grupo más vulnerable a padecerlas.
La mayor parte de las gastroenteritis están producidas por virus, bacterias o parásitos.
Aunque excepcionalmente la causa puede ser de tipo no infeccioso.
Índice.
  • Qué es una gastroenteritis.
  • ¿Qué hacer si el bebé padece una gastroenteritis?.
  • Síntomas de alarma en una gastroenteritis.
  • ¿Qué hacer si el bebé toma alimentación complementaria?
  • ¿Qué hacer si el bebé toma lactancia materna?
  • ¿Qué hacer si el bebé toma lactancia materna?
  • Cómo prevenir la gastroenteritis en el lactante.
  • Complicaciones de la gastroenteritis.

 

LIbro: Mi recién nacido: “La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé”.

También te puede interesar el libro:  Mi recién nacido: “La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé”. Una guía esencial con todo lo que necesitan saber los padres en los primeros meses del nacimiento.

¿Qué hacer si el bebé padece una gastroenteritis?

Ante una gastroenteritis, tanto en el niño pequeño, como en el mayor, como en el adulto o anciano, lo más importante es evitar la deshidratación, la cual, según la edad y si presenta algún factor facilitador, será más probable o no.

Un niño cuanto más pequeño es, mayor porcentaje de agua presenta en su cuerpo lo cual, unido a la inmadurez propia del bebé para mantener su metabolismo (por ejemplo, concentrar más la orina o sudar menos… para mantener el agua dentro del cuerpo), hace que sea más fácil que el lactante se deshidrate.

Para solucionarlo hay que mantener el aporte de agua, pero también de sales minerales porque éstas hacen que el agua se mantenga más tiempo dentro del organismo.

Además, durante una gastroenteritis se pierde tanto agua como sodio, potasio, bicarbonato… es decir, sales minerales.

  • Si el niño continúa ingiriendo aceptablemente, hay que mantener lactancia materna o la fórmula y, si las tomas son algo menores, aportar suero oral para niños, que se compra en la farmacia (el suero casero no es recomendable debido a que no es fácil acertar con las cantidades exactas que precisa un niño y más aún en uno de corta edad).

Es muy importante aportar las pérdidas de líquido en forma de suero.

Los protocolos que tienen los pediatras suelen ser recomendar como cantidad adecuada de suero unos 5-10 ml/kg de peso del niño, tras cada vómito o deposición líquida (en el caso de vómito dejar pasar unos 15 minutos para que se le pase la sensación de nausea).

  • En el caso de que el bebé no esté ingiriendo apenas alimento o presente muchos vómitos o deposiciones líquidas o se encuentre decaído o apenas moje el pañal, así como en casos de bebés de pocos días o meses, convendría acudir a su pediatra o a urgencias para su valoración, dada la elevada probabilidad de deshidratación.

Una vez que el niño sea explorado, si todo es normal, presenta una ingesta aceptable, la analítica es normal (en caso de que se realice) y no tiene que ingresar, podrá darse el alta manteniendo la observación en el domicilio, continuando con las tomas de alimento y suero y, si vuestro pediatra os lo pauta, con probiótico que, aunque hay cierta controversia, parece que mejora la evolución de la gastroenteritis sobre todo vírica, disminuyendo la “disbiosis”, es decir, la alteración de la flora intestinal.

 

Síntomas de alarma en una gastroenteritis.

La gran mayoría de las gastroenteritis ceden en pocos días pero en ocasiones, sobre todo si persisten o tienen síntomas de alarma (diarrea con sangre, mucha fiebre, muy mal olor de las deposiciones…), necesitan tratamiento para combatir la infección porque con estos datos, probablemente, no estemos ante una diarrea vírica sino bacteriana, y será preciso un cultivo de heces para corroborarlo y administrar el tratamiento específico.

 

¿Qué hacer si el bebé toma alimentación complementaria?

Ya en el domicilio, si tenemos un lactante que ya toma alimentación complementaria, ¿qué es lo que podría tomar?

Un lactante ya de por sí toma dieta blanda, pero algunos alimentos pueden ayudarnos a mejorar el cuadro.

Así podríamos preparar papillas de frutas con más plátano y menos naranja/mandarina/ciruela, y purés de verduras con más patata, zanahoria, pollo, arroz… por ejemplo, y así hacerlas más astringentes.

 

¿Qué hacer si el bebé toma lactancia artificial?

En cuanto al cambio de fórmula a otra sin lactosa, no está recomendado de forma sistemática, es decir, lo debe pautar vuestro pediatra.

En ocasiones puede ayudar en las diarreas muy frecuentes y/o de varios días de evolución cuando no se observa mejoría porque en ocasiones se asocia con una intolerancia a la lactosa transitoria.

 

¿Qué hacer si el bebé toma lactancia materna?

La lactancia materna juega un papel muy importante.

Si el bebé es lactante de lache materna exclusiva, estará de enhorabuena, ya que sin lugar a dudas, la mejor bebida para hidratar al lactante es la leche materna, ya que esta tiene la proporción perfecta de agua y sales minerales para reponer las pérdidas.
En el caso de los vómitos, nuestro cuerpo responde a esa falta de nutrientes produciendo cuerpos cetónicos, lo cual va a aumentar más aun la inapetencia y la sensación de náuseas, estableciéndose un círculo vicioso: vómitos-cetona-vómitos.
La leche materna, es mejor tolerada y ayudará a romper este círculo, gracias a su alto contenido en lactosa contrarrestará el efecto de los cuerpos cetónicos producidos por el vómito.
Los medicamentos que la madre puede necesitar tomar son compatibles con la lactancia.
Ante cualquier duda puedes consultar la web www.e-lactancia.org
.
No hay que dejar de amamantar por miedo de contagiar al bebé, a través de la leche no se contagia la enfermedad, sin embargo la leche materna contiene inmunoglobulinas y otras defensas frente a enfermedades infecciosas que aumentan cuando la madre está enferma.
Cuando un bebé vomita o tiene diarrea, la madre también ha entrado en contacto con el germen de la infección, puede que esta se contagie, pero independientemente de ello, si el bebé está siendo amamantado, la madre va a producir anticuerpos específicos para hacer frente a la infección.
Estos anticuerpos acceden al intestino del bebé a través de la leche materna ayudándole a sobreponerse a la infección y a restablecer su flora intestinal.
La leche materna aporta prebióticos y probióticos específicos para estos gérmenes que han invadido el intestino del lactante.
El riesgo de infección al lactante va a ser mayor si la madre cesa la lactancia.

Cómo prevenir la gastroenteritis en el lactante.

La higiene y sobre todo el lavado de manos es fundamental para la prevención de la gastroenteritis aguda, ya que se transmite de forma fecal-oral.

Complicaciones de la gastroenteritis.

La principal complicación de la gastroenteritis es la deshidratación, que se agrava potencialmente cuanto menos edad tenga el bebé.
Debes saber identificar también si existen signos de deshidratación:
•Si el bebé orina menos de lo normal (y lo normal es mojar el pañal cada 3 horas aproximadamente).
•Si está menos activo y más dormido de lo habitual.
•Si tiene los ojos hundidos y/o las mucosas secas (boca pastosa, sin apenas saliva).
•Si llora sin lágrimas.

Pedro Camacho. Enfermero y escritor.
Autor de:
  • Mi recién nacido “La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé”. (2018).
  • Todo sobre el bibe“ Una guía muy completa de ayuda a padres que necesitan, desean o quieren dar el biberón a su bebé”. (2020).
  • Las claves de la alimentación complementaria “Una guía concisa de pequeño formato disponible únicamente en formato electrónico, que pretende ayudarte con la alimentación complementaria de tu bebé”. (2020).

 

Web de información sanitaria exclusiva del recién nacido.

¡Recibe nuestras novedades!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y entérate de próximos eventos, promociones y muchas más cosas.
Nombre
Apellido
Dirección email