fbpx

La alimentación complementaria complementa.

La alimentación complementaria complementa

La alimentación complementaria complementa.

La alimentación complementaria complementa.La alimentación complementaria se llama así porque complementa.

“Complementaria=Complementa”.

Estos alimentos que se introducen a partir de los 6 meses hasta el año de vida van a complementar a la leche que esté tomando el bebé, ya sea materna o artificial y siempre a demanda.

La leche va a seguir siendo el alimento principal, que es lo que más nutrientes y calorías le aporta.

El bebé al cumplir los 6 meses de edad no le vamos a cambiar radicalmente su alimentación. No vamos a sustituir una alimentación por otra.

Índice.

La alimentación complementaria complementa.

¿De qué manera de debe realizar la introducción de alimentos?.

¿Cuándo iniciar la alimentación complementaria?

 

También te puede interesar: Las claves de la alimentación complementaria: “Una guía concisa de pequeño formato que pretende ayudarte con la alimentación complementaria de tu bebé”. Una guía concisa de pequeño formato disponible exclusivamente en formato electrónico, en AMAZON, que pretende ayudarte con la alimentación complementaria tradicional de tu bebé: papillas, purés, menú típico, evitar alergias, etc…

¿De qué manera de debe realizar la introducción de alimentos?

Esto será una progresión en la que él bebé irá descubriendo y probando nuevos alimentos hasta aproximadamente el año de vida. Transcurrido ese tiempo será cuando se cambia el método de alimentación y se va ofreciendo primero los alimentos y posteriormente la leche.

Lo ideal sería primero ofrecer la leche y después los nuevos alimentos de calidad, ya sean en forma de purés (alimentación tradicional) o trozos (BLW).

Poquito a poco y con el paso del tiempo, el bebé se irá regulando y tomando menos leche.

Una buena manera de ir probando que es lo que mas le gusta al bebé, es sentarle a la mesa con los papis después de ofrecerle la leche mas la comida y darle a probar un poquito de la comida que nosotros vayamos a comer.

Si has decidido alimentar a tu bebé con purés o triturados debes hacerlo hasta los 8 meses aproximadamente.

A partir de esta edad, debemos ofrecer al bebé alimentos sólidos grumosos o chafados, es decir menos triturados. Así evitarás que en edades posteriores tengan problemas con variedad de alimentos y no haya rechazo a ciertos alimentos sólidos.

¿Cuándo iniciar la alimentación complementaria?

A partir de los seis meses, el bebé tiene unas necesidades nutricionales muy altas que la leche materna o la artificial por sí sola no son capaces de cubrir.
Cada bebé crece a un ritmo diferente, pero en el primer año de vida puede llegar a triplicar su peso.
Necesita complementar con otros alimentos energéticos como el hierro, las vitaminas D y C, minerales como el zinc, ácidos grasos esenciales y fibra.
Según el método de alimentación complementaria elegido para nuestro bebé, así actuaremos.
Intentaremos favorecer el uso de la cuchara, no dándole las papillas con biberón, si lo que pretendemos es alimentarle con papillas.
En general se comienza cuando el bebé carece de reflejo de extrusión (de arcada), cuando se mantiene sentado y erguido y muestra interés por la comida.
Esto suele ocurrir aproximadamente sobre los 6 meses.

¿Cuál es el orden de los alimentos a introducir?

No existe una norma unificada que indique en qué orden se deben de introducir cada uno de los alimentos.

Debes saber que hay que introducir los alimentos preferiblemente de uno en uno y esperando 1 o 2 días antes de introducir otro nuevo, para poder identificar una posible reacción alérgica.

Además deja transcurrir un tiempo prudencial para que el bebé se pueda acostumbrar a los nuevos sabores y texturas.

Casi todos los alimentos se pueden incluir en la dieta a partir del medio año sin un orden preferente procurando no añadir sal ni azúcar a sus comidas.

Excepciones.

La excepción son la leche entera y la miel cruda (ambos no antes de los 12 meses) y los frutos secos no triturados (no antes de los 3-4 años por el riesgo de atragantamiento)

La leche de vaca no está recomendado beberla antes del año porque esta compuesta por unas altas cargas de proteínas que los bebés no pueden digerir antes del año.

No se debe abusar de las verduras de hoja verde durante el primer año de vida.

Mejor elegir otras como: el puerro, la calabaza y calabacín, guisantes, judías verdes, patata, batata, etc.

Antes de los dos años se debe procurar no ofrecer demasiadas cantidades de pescado azul y mariscos para evitar el acúmulo de metales pesados.

Mi consejo es empezar por aquellos alimentos que tengan un mayor contenido en hierro para suplir las carencias que se producen de este mineral en su alimentación a partir de los 6 meses.

 

Pedro Camacho. Enfermero y escritor.
Autor de:
  • Mi recién nacido “La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé”. (2018).
  • Todo sobre el bibe“ Una guía muy completa de ayuda a padres que necesitan, desean o quieren dar el biberón a su bebé”. (2020).
  • Las claves de la alimentación complementaria “Una guía concisa de pequeño formato disponible únicamente en formato electrónico, que pretende ayudarte con la alimentación complementaria de tu bebé”. (2020).

 

Web de información sanitaria exclusiva del recién nacido.

¡Recibe nuestras novedades!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y entérate de próximos eventos, promociones y muchas más cosas.
Nombre
Apellido
Dirección email