fbpx

La postura ergonómica del bebé y el porteo

Comenzaremos por aclarar por si acaso, que el cuerpo del bebé no es tan maduro como el de un adulto. 

Empezando por la cadera, os cuento que la de un bebé recién nacido y en crecimiento, es más bien tierna, más compuesta de cartílago que de hueso al principio, hasta que esta va madurando (muestra de ello es que al principio ni gateamos ni caminamos).

Por lo tanto, aunque tú bebé este bien en el momento del alta hospitalario (que es cuando se le hace una revisión de la cadera,etc), necesita los cuidados adecuados para que su crecimiento sea el correcto.

Debemos tener especial cuidado con su cuerpo y más a la hora de portearle, ya que portear se puede hacer de muchas maneras, pero de forma ergonómica sólo hay una. Y esta es la que respeta la fisionomía del bebé osea una correcta postura de todo su cuerpo, y es aquí cuando aparece la frase tan recitada de: vías respiratorias libres, espalda redondeada y postura de ranita o eme para la cadera.

Necesitamos que el bebé este bien colocado por completo dentro del portabebés para poder hablar de porteo ergonómico.

NOTA IMPORTANTE

También hay que ser un poco flexibles con nosotras mismas y el bebé, no angustiarnos ni forzarle si no conseguimos que adopte la postura correcta siempre al cien por cien, sobre todo al principio, cuando esta recién nacido y son las primeras veces que porteamos, primero porque puede que el bebé tenga algún problema o costumbre de estar dentro de la tripa y necesite tiempo para “estirarse”.

Y segundo porque al principio es normal que nos falte destreza usando el portabebés.

Lo adecuado sería que una asesora de porteo os enseñase a colocar a vuestro bebé según su etapa de crecimiento, o que os diese herramientas para ayudar a corregir la postura dentro del portabebés en caso de que no fuese correcta.

Y si vuestro bebé lo necesita, que sea un fisioterapeuta especializado el que lo trate (una valoración de una o un buena profesional nunca esta de más), en ocasiones las dos actividades son beneficiosas para el desarrollo del bebé. Aunque os aviso que no siempre los fisioterapeutas conocen el porteo ergonómico, gracias a la diosa esto es una cosa que cada vez sucede con menos frecuencia.

En ocasiones hay bebés que necesitan cuidados especiales y debemos tenerlos en cuenta a la hora de portear, por ejemplo con la displasia de cadera, que es cuando un bebé no tiene suficientemente desarrollados los huesos.

Si la cadera de nuestro bebé esta bien colocada, y por lo tanto su pelvis bien basculada (sus genitales miran hacia nosotras), comprobareis que nuestro bebé se coloca prácticamente solo, porque su espalda se activa para protegerse, colocándose así sin esfuerzo por nuestra parte en la postura ergonómica.

Nota: en algunos casos el bebé no se comporta así y esto puede ser por que necesite cuidados especiales, y es entonces cuando deberemos trabajar en conjunto con un fisioterapeura especializado para ayudarle a mejorar sin dañarle.

Las personas estamos preparadas para ser porteadas y portear a nuestros bebés, esto se debe a que nacemos bastante indefensos.

Por ello los bebés son muy receptivos a los estimulos, si el bebé se siente con apoyo se colocará en la postura que más cómoda le sea acorde a su etapa de crecimiento/desarrollo.

Y así según como curve la espalda vuestro bebé cuando esta despierto, veréis reflejado lo maduro que esta, pues nos encontraremos con una espalda más redondeada (en forma de C) en bebés que no saben sostener por si mismo su cabeza y tronco, o más recta cuando si.

Considero importante recalcar que si el portabebés le esta sujetando de forma correcta, sin dejar huecos por los que se pueda escurrir o torcer estará siendo porteado de forma ergonómica.

El portabebé ha de dar soporte pero no ejercer presión en su espalda o modificará su postura, llevando a cabo un porteo no ergonómico.

También si porteamos a nuestro bebé en un portabebés de cara al mundo, la postura ergonómica de la espalda no será respetada.

Muchos bebés son llevados mirando hacia afuera en el portabebés. Uno de los porqués de esto es que algunos bebés son más curiosos que otros, pero mi consejo como asesora de porteo es que para estos casos lo mejor es hacer una “escucha” sus deseos y aprender a llevarlo de una forma cómoda para ambos dentro de la ergonomía, ¡no portees a tú bebé de cara al mundo ya que el portabebés no son tus brazos!

No es igual llevar a tú bebé en brazos mirando para afuera (tú cuerpo se adecua para darle soporte según su necesidad postural) que hacerlo en el portabebés. El portabebés es una herramienta muy práctica, pero como no es parte de tú cuerpo, es necesaria una correcta utilización para no dañar al bebé ni al porteador en un futuro.

Como veis la correcta colocación de ambas partes del cuerpo esta muy ligada y no pueden funcionar una sin la otra.

Fuente del artículo: Irene SarriáToledo Porteo. Asesora de porteo certificada.

 

Mi recién nacido“La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé”.(2018).

Todo sobre el bibe “ Una guía muy completa de ayuda a padres que necesitan, desean o quieren dar el biberón a su bebé”.(2020).

Las claves de la alimentación complementaria “Una guía concisa de pequeño formato que pretende ayudarte con la alimentación complementaria de tu bebé”.(2020)

Unas guías esenciales con consejos prácticos, imparciales, libres de influencias y respetuosos con cualquier creencia, tendencia o pensamiento sobre el cuidado y manejo del bebé que te ayudarán a resolver la mayoría de tus dudas.

Puedes ver lo que dicen otros papás que han leido el libro.

A la venta también en AMAZON. Tapa blanda & e books.

CANAL YOUTUBE    Suscribete        Ayúdanos a crecer ¡¡¡¡¡

Síguenos en RRSS:

                         

 

Web de información sanitaria exclusiva del recién nacido.

¡Recibe nuestras novedades!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y entérate de próximos eventos, promociones y muchas más cosas.
Nombre
Apellido
Dirección email