Lactancia materna y ortodoncia.

La lactancia materna fomenta el correcto desarrollo de la boca del recién nacido y evita la ortodoncia.
Uno de los beneficios que la lactancia materna tiene sobre la salud del bebé es que ayuda a que su boca se desarrolle adecuadamente.
Cuando el bebé nace, el tamaño del maxilar superior es mayor que el  inferior, y el inferior suele estar en posición más retrasada en relación al superior. La succión del pecho favorece que la mandíbula avance desde su  posición distal con respecto al maxilar a una posición mesial, ya que se  estimula la musculatura de la boca.
La lactancia tiene una primera fase en la que el bebé acerca su boca al pezón sellándolo y succionando y otra segunda fase en la que el bebé lleva la mandíbula hacia delante y hacia atrás para sacar la leche, llamada de ordeñamiento.
Luego, con el amamantamiento, se produce el primer avance mandibular, el movimiento de succión favorece un correcto crecimiento del maxilar inferior, por lo tanto es muy importante colocar al bebé en una buena postura, enfrentado su boca al pezón materno durante la lactancia.
Se ha comprobado que los bebés que han tomado pecho tienen menos  posibilidades de tener discrepancias en el tamaño de los maxilares que  aquellos que fueron alimentados únicamente con biberón.
Así, podríamos  decir que la lactancia materna contribuye a evitar que pueda utilizar ortodoncia en el futuro y también que se produzcan:
  • Anomalías dentomaxilofaciales.
  • Maloclusiones dentales (sobre todo mordida abierta).

Más información sobre cuidados del bebé y mucho másMi recién nacido “La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé” También ……CANAL YOUTUBE    Suscribete        Ayúdanos a crecer ¡¡¡¡¡

Síguenos en RRSS:

Web de información sanitaria exclusiva del recién nacido.

¡Recibe nuestras novedades!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y entérate de próximos eventos, promociones y muchas más cosas.
Nombre
Apellido
Dirección email