fbpx

Posturas para calmar los cólicos.

Posturas para calmar los cólicos.

Posturas para calmar los cólicos hay muchas. Lo que siempre debes tener en cuenta es que un bebé con cólicos del lactante, es un bebé con gases.

Por lo tanto, siempre buscaremos colocarlo en posturas que favorezcan la expulsión de dichos gases.

A la mayoría les alivia el contacto piel con piel; les aporta sensación de protección, y esto les calma.

Utilizar el chupete o aportar calor a su tripita también puede contribuir a aliviar.

Puedes cubrirle o enrollarle levemente con una toalla, mantita o arrullo previamente calentado.

PERO tener en cuenta que cada bebé es diferente, lo que a unos les reconforta, a otros puede que les agobie.

A algunos les calma estar envueltos en un arrullo, meterlos dentro de una mochila portabebés y que sientan el calorcito; otros, sin embargo, prefieren estar libres, ligeros de ropa (y les encanta el traqueteo).

Debes ir probando distintos recursos, observar atentamente la reacción del bebé a cada uno de ellos, y finalmente adoptar la medida que creas que resulta más beneficiosa para el bebé.

cólico lactante Talavera

Tienes toda la información en www.colicolactantetalavera.es 

Solicita tu consulta para el cólico del lactante en el Tfno 625 455 791 (Llamada o WhatsApp).

 

 

Existen algunas posturas para calmar los cólicos al bebé que van a  favorecen la expulsión de gases y a aliviar el dolor durante un episodio de cólico.

Una de ellas es mantener  al bebé incorporado con la cabeza elevada y su estomago casi en contacto con tu hombro.

Entonces puedes dar palmaditas ligeras en su espalda, o también puedes encoger sus piernas y rotar su cadera dibujando círculos.

Posturas para calmar los cólicos.

Colocar al bebé Boca abajo

Puedes colocar a tu bebé sobre tu antebrazo (postura del avión).

El pecho y la barriga del bebe se apoyan sobre tu antebrazo, mientras tu mano libre se apoya en la espalda del bebé.

Esta posición relaja los músculos de las nalgas y hace que se abran, dejando pasar el gas más fácilmente.

 

Posturas para calmar los cólicos.

La mano que queda debajo sujeta al bebé por la cadera. La carita del bebé mira hacia afuera, apoyándose sobre el ángulo de tu codo.

Conviene apoyar tu muñeca (la de la mano que está debajo) contra la barriga del bebé, haciendo una suave presión para ayudar a que salga el gas.

¡Pero cuidado! Si el bebé no se muestra cómodo cuando siente nuestra muñeca presionando sobre su abdomen, podemos hacer un pequeño cambio en la postura: la posición básica será la misma, pero colocando la muñeca en un costado del abdomen para que éste quede libre.

Esta posición puede combinarse con un masaje en la espalda y un pequeño “vuelo del bebé” -como si de un avión se tratase-. Hay que evitar el zarandeo.

Sobre tu pecho.

Posturas para calmar los cólicos.

Tumbamos el cuerpo completo del bebé sobre nuestro pecho, con lo que el contacto corporal será mayor.

Acostar al bebé contigo también es otra opción.

 

LIbro: Mi recién nacido: “La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé”.

También te puede interesar el libro:  Mi recién nacido: “La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé”. Una guía esencial con todo lo que necesitan saber los padres en los primeros meses del nacimiento.

 

Web de información sanitaria exclusiva del recién nacido.

¡Recibe nuestras novedades!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y entérate de próximos eventos, promociones y muchas más cosas.
Nombre
Apellido
Dirección email