fbpx

Fiebre del bebé. ¿Qué hacer?

fiebre del bebé

Fiebre del bebé. ¿Qué hacer?.

Fiebre del bebé. ¿Qué hacer?. ¿Cómo puedes acompañar y ayudar al cuerpo del bebé para que luche eficazmente contra la infección?

Primero, recordando siempre que el propósito de la fiebre es ayudar a nuestras defensas.

Y segundo, sabiendo que el cuerpo es inteligente y que es esa Inteligencia quien controla sabiamente la temperatura del cuerpo, y quien decide cuánta fiebre -y en qué momento nos conviene.

Y tercero reconociendo lo qué está pasando:

Sabiendo distinguir cuando está subiendo la temperatura y cuándo ha terminado de hacerlo.

Colaborar con el cuerpo (hidratándolo, dándole calor cuando sea necesario, y refrescándolo cuando se requiera).

 

Índice

  1. Fiebre del bebé. ¿Qué hacer?.
  2. Valorar el estado general y la edad del bebé.
  3. Determinar si la fiebre aún está subiendo o si ya ha terminado de subir.
  4. Ayudar al cuerpo en función de lo que esté ocurriendo.

    MasterClass Primeros Auxilios Bebés

    También te puede interesar: MasterClass Online sobre Primeros Auxilios y fiebre en bebés menores de 6 meses.

 

Valorar el estado general y la edad del bebé.

Valorar el estado general consiste en observar tranquilamente al bebé y decidir –hasta donde me sea posible hacerlo- si me parece que el bebé puede tener algo grave (es decir, si me parece excesivamente decaído, muy quejoso, con mal color de piel, está muy pálido, tiene manchas en la piel, le cuesta respirar…).

Si por el contrario yo considero que tiene buen aspecto a pesar de la fiebre (es decir, si le veo relativamente tranquilo y despierto, si tiene un color que me parece normal, respira sin dificultad,..).

Evidentemente la mayoría de los padres no son médicos ni enfermeros, pero todos tenemos dos grandes herramientas: nuestra capacidad de observación y nuestra intuición (es decir, lo que nos dice “nuestro corazoncito” acerca de lo que está pasando).

Acostumbrarnos a observar a nuestro bebé con relativa frecuencia despertará en nosotros nuestra intuición sobre si lo que está pasando parece o no peligroso.

Fiebre del bebé. ¿Qué hacer?.

Independientemente de la edad del bebé, si mi intuición me dice que su estado general “no me gusta”, es importante que acuda al médico sin demora; aún en ese caso, lo más habitual es que finalmente no sea nada grave, pero es importante que haya una valoración médica.

Si el estado general del bebé me parece bueno, entonces tengo que sopesar la edad que tiene. Mi actitud va a ser distinta si el bebé es mayor o menor de 3 meses (en general, cuanto más pequeño, más precauciones debemos adoptar).

Especial cuidado con los bebés de menos de 3 meses de edad.

Tenemos que ser especialmente cuidadosos con los bebés de menos de 3 meses de edad que empiezan con fiebre: en este grupo de edad, aunque su estado general nos parezca bueno, ne- cesitamos contar con una valoración médica, y sin demasiada demora.

Aunque la mayoría de las infecciones que van a tener estos bebés serán infecciones virales (y por tanto casi siempre leves), este grupo de bebés tiene un riesgo potencial de lo que se llama “bacteriemia oculta”, una circunstancia que puede llegar a convertirse en algo aún más grave. Así, puede resultar que el bebé tenga bacterias en la sangre pese a tener un buen aspecto.

Si el bebé tiene más de 3 meses y su estado general es bueno, la necesidad de que sea valorado por un médico ya no es tan urgente.

Fiebre del bebé. ¿Qué hacer?.

Lo primero que debemos hacer es determinar si la fiebre aún está subiendo o si ya ha terminado de subir para ayudar al cuerpo en función de lo que esté ocurriendo.

Sabré que la fiebre está subiendo porque notaré que las manos y pies están fríos, mientras que el pecho se notará relativamente más caliente.

También si hay tiritona (o si tiene más edad, me dice que tiene frío o me pide que le abrigue).

Sabré que la fiebre ya ha terminado de subir porque notaré que manos y pies se calientan, y que las mejillas se ponen sonrosadas (todo el cuerpo estará caliente).

Si previamente había tiritona, esta cederá. También la sensación de frío desaparecerá.

Ayudar al cuerpo en función de lo que esté ocurriendo.

Si la fiebre está subiendo, eso significa que el cuerpo está gastando una gran cantidad de energía en esa labor.

Nuestra tarea consistirá en facilitar el trabajo del cuerpo para que éste emplee la menor cantidad de energía posible en subir la temperatura, y de ese modo disponga de una mayor cantidad de energía para seguir combatiendo la infección.

Por tanto, y aunque a primera vista pueda resultar sorprendente, esto es lo que haré si noto que la fiebre aún está subiendo:

  1. No administraré antitérmicos, por la sencilla razón de que no quiero pelearme con el cuerpo, sino ayudarlo.
  2. No emplearé medidas físicas que puedan contribuir a bajar la temperatura: no le quitaré ropa al bebé, ni le pondré paños fríos, ni le daré baños de agua templada.

Ya sea que decida utilizar medidas físicas, o ya sea que elija emplear antitérmicos para bajar la temperatura, si lo hago justo en el momento en que el cuerpo está empeñado en subir dicha temperatura, probablemente conseguiré varias cosas, pero ninguna positiva para el cuerpo.

  1. Primero, conseguiré que el cuerpo acabe gastando más energía de la que suele gastar habitualmente.
  2. Y segundo, es probable que el cuerpo necesite más tiempo del habitual para subir su temperatura, y ello puede favorecer que la infección se extienda más fácilmente.

Por tanto, hay que tener todo esto muy en cuenta a la hora de saber manejar la fiebre del bebé.

  1. MasterClass Primeros Auxilios Bebés

    También te puede interesar: MasterClass Online sobre Primeros Auxilios y fiebre en bebés menores de 6 meses.

 

 

 

Pedro Camacho. Enfermero y escritor.
Autor de:
  • Mi recién nacido “La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé”. (2018).
  • Todo sobre el bibe“ Una guía muy completa de ayuda a padres que necesitan, desean o quieren dar el biberón a su bebé”. (2020).
  • Las claves de la alimentación complementaria “Una guía concisa de pequeño formato disponible únicamente en formato electrónico, que pretende ayudarte con la alimentación complementaria de tu bebé”. (2020).

 

Web de información sanitaria exclusiva del recién nacido.

¡Recibe nuestras novedades!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y entérate de próximos eventos, promociones y muchas más cosas.
Nombre
Apellido
Dirección email