fbpx

Vacuna de la covid y reacciones alérgicas

VACUNA DE LA COVID Y REACCIONES ALÉRGICAS

VACUNA DE LA COVID Y REACCIONES ALÉRGICAS

Según nos informa el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación española de Pediatría, se ha informado de la detección de dos casos de reacciones alérgicas tras la administración de la vacuna BTN162b2 de Pfizer&BioNTech en el Reino Unido.

Os transcribo la nota.

La vacunación contra la covid en el Reino Unido comenzó el martes 8 de diciembre de 2020. Previamente, el pasado 2 de diciembre, la Medicines and Healthcare products Regulatory Agency (MHRA) británica había aprobado el uso condicional de la vacuna BTN162b2 de BioNTech & Pfizer.

Los medios de comunicación han difundido ayer 9 de diciembre la noticia de que dos receptores de la vacuna, dos sanitarios, han presentado un evento alérgico poco después de la vacunación. Las informaciones periodísticas disponibles hacen referencia solo a que eran personas que portaban un autoinyector de adrenalina (lo que hace suponer que habrían experimentado anteriores reacciones alérgicas graves) y que se recuperaron completamente (The Guardian, BBC). Otros medios hacen referencia a que podría tratarse en realidad de fenómenos anafilactoides, aunque esto parece solo una disquisición teórica.

También hacen referencia los medios citados, a la reacción del MHRA, recomendando que: “Cualquier persona con un historial de una reacción alérgica significativa a una vacuna, medicamento o alimento (como un historial previo de reacción anafilactoide o aquellos a quienes se les haya recomendado que lleven un autoinyector de adrenalina) no deben recibir la vacuna de Pfizer/BioNTech” [sic].

 

Índice

  • ¿QUÉ SE SABE DEL RIESGO DE ALERGIA DE LA VACUNA BNT162B2?
  • LAS VACUNAS EN GENERAL Y LA ALERGIA GRAVE
  • VACUNACIÓN CONTRA LA COVID Y ALERGIAS
  • CONCLUSIONES PROVISIONALES DE LOS CASOS NOTIFICADOS EL PRIMER DÍA DE VACUNACIÓN EN EL REINO UNIDO
  • NUEVOS RETOS A ABORDAR CON LA VACUNACIÓN MASIVA

 

Libros Mi recién nacido y todo sobre el bibe

Libros: Mi recién nacido y Todo sobre el bibe.

También te puede interesar:  Reacción secundaria a la vacunación en bebés.

¿QUÉ SE SABE DEL RIESGO DE ALERGIA DE LA VACUNA BNT162B2?

Componentes de la vacuna, según la ficha técnica británica:

  • 30 mcg de BNT162b2 RNA (envuelto en una nanopartícula lipídica), por dosis.
  • Excipientes: ALC-0315 [(4-hydroxybutyl) azanediyl)bis (hexane-6,1-diyl)bis (2-hexyldecanoate)], ALC-0159 [2-[(polyethylene glycol)-2000]-N,N-ditetradecylacetamide], 1,2-Distearoyl-sn-glycero-3-phosphocholine, cholesterol, potassium chloride, potassium dihydrogen phosphate, sodium chloride, disodium hydrogen phosphate dihydrate, sucrose, water for injections [sic].

En la misma FT (y en el prospecto dirigido a los pacientes) no se hace mención a eventos de naturaleza alérgica detectados en los estudios llevados a cabo.

La información proporcionada por los revisores de la FDA estadounidense el pasado 8 de diciembre, y referidos al conjunto de los estudios evaluados (43·448 participantes), da cuenta de los siguientes eventos adversos ocurridos tras la vacunación:

  • Ningún evento alérgico grave.
  • Dos muertes en el grupo de vacuna y cuatro en el del placebo. Las dos muertes en vacunados correspondieron a personas mayores de 55 años, una con una parada cardíaca sin más especificación ocurrida 62 días después de la vacuna y otra con una patología cardiovascular arterioesclerótica 3 días después. En ambos casos se han considerado eventos usuales en el grupo de edad implicado.
  • Los eventos graves no fatales ocurrieron en el 0,63 % de los vacunados y en el 0,51·% del grupo control. Entre los eventos numéricamente más frecuentes en el grupo de vacunados se encuentran episodios de apendicitis, infarto agudo de miocardio e ictus.
  • Entre estos últimos, solo tres se consideraron probablemente relacionados con la vacuna o la vacunación: una lesión en el hombro (aceptado como relacionado, por los investigadores y patrocinadores) y otros dos (una arritmia cardiaca y otro caso de adenopatías) solo considerado relacionado por los investigadores. La evaluación de la FDA refiere que considera relacionados con la vacuna o vacunación la lesión del hombro y el caso de linfadenopatías.

LAS VACUNAS EN GENERAL Y LA ALERGIA GRAVE

Las reacciones alérgicas son efectos adversos conocidos de cualquier fármaco. Las reacciones graves son, en todo caso, raras o excepcionales.

La anafilaxia es un fenómeno de frecuencia muy baja (variable según estudios, alrededor de un caso por millón de dosis vacunales) de naturaleza alérgica mediada por IgE, la mayoría de las veces imprevisible, que puede ser grave y potencialmente fatal si no se trata adecuadamente, pudiendo ser desencadenado por cualquier componente de la vacuna (u otro fármaco) o de los dispositivos que la contienen o que se usan para inyectarla (OMS, vaccine safety basics, Canadian Immunization Guide, dic/2020, Green Book, RU, ago/2012). No siempre es fácil de distinguir de eventos de otras causas (por ej., los eventos neurocardiogénicos con hipotensión, que engloba, entre otros, a los llamados “episodios vaso-vagales”).

Cualquiera de los componentes de las vacunas puede, teóricamente, ser responsable de una anafilaxia: el antígeno, otros posibles componentes activos como las proteínas de conjugación, los excipientes y conservantes (antibióticos), y, más raramente aún, restos de proteínas procedentes de los procesos de fabricación (anexo II del Manual de Vacunas en línea de la AEP, ago/2020).

VACUNACIÓN CONTRA LA COVID Y ALERGIAS

La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) ha publicado una nota informativa fechada el 9 de diciembre de 2020, en la que destaca que:

  • No se debe generalizar la contraindicación de la vacuna a todas las personas que han tenido una reacción grave a un alimento o fármaco.
  • El polietilenglicol (PGE) contenido como excipiente es un producto que puede dar lugar a reacciones alérgicas.
  • Las vacunas de la covid tienen, en principio, las mismas contraindicaciones de todas las vacunas, entre ellas las personas con alergia previa a alguno de sus componentes.
  • Es necesario hacer un estudio alergológico a las personas que presenten reacciones alérgicas a las vacunas para identificar el componente implicado.
  • En las personas con antecedente de reacción alérgica a alimentos u otros fármacos, pero no a esta u otras vacunas, no necesitan ningún estudio previo a la vacunación.

CONCLUSIONES PROVISIONALES DE LOS CASOS NOTIFICADOS EL PRIMER DÍA DE VACUNACIÓN EN EL REINO UNIDO

A expensas del resultado de la investigación formal de la MHRA, y en todo caso con la prudencia y provisionalidad propias del contexto actual con tan limitada información disponible:

  • La ocurrencia de dos eventos de este tipo en el primer día de vacunación, en el que se supone que se han vacunado algunos miles de personas, no puede interpretarse de forma taxativa. Son, eso sí, una señal de alerta, que refuerza la necesidad de una medida ya prevista, la de la vigilancia exhaustiva de los efectos adversos de la vacuna que deberán ser evaluados en profundidad y con rapidez.
  • Es lógica la recomendación del MHRA británico excluyendo a las personas con antecedentes alérgicos graves (anafilaxia), movidos por el principio de precaución en una situación de uso masivo de un producto nuevo que aún no se conoce en profundidad.
  • Una vez que se disponga de más información y experiencia, presumiblemente podrá restablecerse la norma general de contraindicación de la vacuna solo en los casos de alergia grave conocida a una dosis previa de la misma vacuna o a algún componente de la misma.
  • Con los datos disponibles, a día de hoy, no serían necesarios estudios alergológicos previos a la vacunación, en personas con antecedentes alérgicos por productos distintos a los componentes de estas vacunas.

NUEVOS RETOS A ABORDAR CON LA VACUNACIÓN MASIVA

Todos los países que emprenderán la vacunación de amplias y crecientes capas de su población se verán inevitablemente enfrentados a nuevos retos, que configuran un contexto general a corto plazo muy complejo.

Necesidad de proseguir con la investigación

Tanto de la investigación de los productos en uso (las vacunas ya aprobadas en algún país: BNT162b2 de Pfizer&BioNTech, Sputnik V de Gamaleya, Rusia, y las de origen chino de Sinovac o CanSino), de las que posiblemente sean aprobadas próximamente, como del resto de productos en fases menos avanzadas de investigación (según la OMS, a fecha del 8 de diciembre son 52 en fases clínicas y otros 162 en fases preclínicas).

La necesidad de proseguir la investigación es patente, pues el conocimiento de los productos aprobados es muy limitado, y los objetivos alcanzados son extraordinarios pero sin garantía alguna de que contribuyan a controlar definitivamente la pandemia. Pero las barreras que se levantarán serán de enorme dificultad, como: a) el reclutamiento y permanencia de los participantes en los estudios en curso que, seguramente, tendrán que evitar recibir alguna de las vacunas en uso; b) el dilema ético de mantener participantes en los brazos de placebo, cuando hay productos de los que se ha comprobado alguna eficacia; y c) el mantenimiento de la financiación de la investigación de nuevos productos de futuro incierto por la aprobación actual de alguna vacuna (Nature. 2020;588:18-9, Science News, 14/oct 2020, N Engl J Med. 2020, 2/dic. Doi:10.1056 / NEJMp2033538).

Gestión de las incidencias relacionadas temporalmente con la vacunación

Una vez comenzada la vacunación masiva, la población seguirá enfermando y muriendo por otras causas, como lo viene haciendo hasta ahora en ausencia de vacunación. Sin embargo, y de forma creciente a medida que la vacunación alcance a mas grupos de población, todas estas circunstancias ocurrirán temporalmente asociadas a la vacunación, y podrían ser erróneamente atribuidas a esta, lo que sin duda podría desenbocar en dudas y rechazo de la vacunación, incluso de otras vacunaciones.

De lo dicho se deduce la necesidad de que las agencias reguladoras y los sistemas sanitarios de cada país y las entidades supranacionales (como la EMA y el ECDC europeos) dispongan de:

  • Sistemas de vigilancia epidemiológica eficaces, capaces de detectar y evaluar en tiempo record las señales de alerta surgidas.
  • Políticas de comunicación que permitan la reacción rápida con transparencia y credibilidad.

    Pedro Camacho. Enfermero y escritor.
    Autor de:
    • Mi recién nacido “La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé”. (2018).
    • Todo sobre el bibe “ Una guía muy completa de ayuda a padres que necesitan, desean o quieren dar el biberón a su bebé”. (2020).
    • Las claves de la alimentación complementaria “Una guía concisa de pequeño formato disponible únicamente en formato electrónico, que pretende ayudarte con la alimentación complementaria de tu bebé”. (2020).

Más información:

Web de información sanitaria exclusiva del recién nacido.

¡Recibe nuestras novedades!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y entérate de próximos eventos, promociones y muchas más cosas.
Nombre
Apellido
Dirección email