Vitamina D3 en el bebé

Es normal acudir al pediatra con vuestro bebé y que le recete tomar Vitamina D3 en gotas, normalmente durante los primeros 6 meses o 1 año de vida.
Se recomienda tomar ésta vitamina principalmente para evitar el raquitisimo (enfermedad que ocurre por falta de vitamina D y que hace que no se puedan controlar adecuadamente los niveles de calcio (CA) y fósforo (P). Ante éste déficit de minerales, el cuerpo los toma de los huesos, produciendose su desmineralización y provocando que queden débiles y blandos, con la consiguiente problemática en el crecimiento).
La vitamina D favorece  la  absorción de calcio en los riñones y el intestino ayudando a la  formación del hueso.

El suplemento de vitamina D también ayuda a cerrar antes la fontanela a los bebés que tienen déficit de ésta vitamina y cuya fontanela se está cerrando más lentamente de lo estipulado como normal. Pero en un bebé cuyo cierre se está produciendo correctamente porque no tiene  déficit de vitamina D, añadir un suplemento no hará que se le cierre antes la fontanela.

La vitamina D3 se  puede encontrar en algunos alimentos y es producida por el organismo  cuando la piel se expone a la luz solar.
Al exponer al bebé a la luz del sol, éste sintetiza la mayor parte de la de vitamina D que necesita y un mínimo porcentaje restante lo recibe de la dieta, bien sea lactancia materna o artificial.
Por lo tanto,  unos buenos consejos con respecto a aporte de luz serían:
  • Aprovechar en invierno las horas con más luz natural y más calurosas para dar un paseo mínimo de unos 30 minutos al bebé por la calle.
  • En verano, sacarlo a pasear y que le dé la luz, a primera y última hora del día,que es cuando menos calor hay.
Con respecto a la dieta:
  • Si es leche materna, la mamá deberá tener una alimentación adecuada y con un aporte suficiente de alimentos ricos en Vit D (yema del huevo, salmón, caballa, sardinas, alimentos y cereales enriquecidos, productos lácteos, ostras, aceite de hígado de bacalao, hongos y setas, etc). En ocasiones se puede recomendar a la madre tomar un suplemento de vitamina D con al menos 6.400 UI al día, para satisfacer los requisitos de ésta vitamina en el bebé amamantado.
  • Si es leche artificial, normalmente la mayoría están enriquecidas con vitamina D, por lo tanto habrá menos problemas en este sentido.
Si se debe administrar la vitamina, su dosis recomendada basada en la evidencia sería a los bebés amamantados menores de un año administrar un suplemento de 400 UI/día de vitamina D. En caso de que acaben tomando leche artificial seguirán con el suplemento hasta que tomen 1 litro diario de fórmula adaptada enriquecida con vitamina D.
Ya que se han descrito o se refieren algunos efectos secundarios en bebés (molestias gastrointestinales, cólicos del lactante, etc.) tras la toma de la vitamina, un buen consejo es que elijáis (dentro de las marcas existentes en el mercado), la que menos excipientes o demás componetes tengan a parte de la vitamina. También se puede administrar inicialmente una menor dosis de la prescrita hasta probar tolerancia.

Más información sobre cuidados del bebé y mucho más…… lo podréis encontrar en el libro: Mi recién nacido “La guía definitiva y más completa de ayuda a padres ante el nacimiento del bebé”. Una guía esencial con consejos prácticos, imparciales, libres de influencias y respetuosos con cualquier creencia, tendencia o pensamiento sobre el cuidado y manejo del bebé que te ayudarán a resolver la mayoría de tus dudas.

CANAL YOUTUBE     Ayúdanos a crecer ¡¡¡¡¡    

Suscribete

Síguenos en RRSS:

 

 

Web de información sanitaria exclusiva del recién nacido.

¡Recibe nuestras novedades!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y entérate de próximos eventos, promociones y muchas más cosas.
Nombre
Apellido
Dirección email